Categorías
Así Crece

¿Por qué a algunos niños les gustan los monstruos?

Aunque son mucho los niños que no soportan las películas de terror o temen a los monstruos, hay niños que se sienten fascinados con el terror.

Aunque son muchos los niños que no soportan las películas de terror o temen a los monstruos y hasta tienen pesadillas con ellos, hay niños que sienten fascinación con estos personajes. ¿Es el caso de tu hijo?

Les gustan los monstruos

Hay niños a los que no les gusta o les atrae muy poco lo relacionado con los monstruos y el terror. Es normal, puesto que muchas veces se enfrentan a lo desconocido y todavía sienten una gran necesidad de sentirse protegidos por sus padres. Sin embargo, también hay pequeños a los que les atrae este mundo fantasioso donde habitan seres terroríficos.

La psicóloga brasileña Elza Días Pacheco, especialista de la Universidad de Sao Paulo, explica que «los noticieros están llenos de hechos sangrientos que alteran a los chicos, por eso necesitan del terror falso y de los monstruos de ficción para exorcizar sus miedos».

Además, «los monstruos gustan porque tienen poder. Pueden transformarse o ser invisibles, vencer a quien quieran, dominarlo todo. El niño se identifica con ellos porque está indefenso, dependiendo de los adultos y, a veces, tiene deseos de venganza y necesita dar salida a su agresividad».

No por nada muchos niños sienten gran atracción por personajes como Hulk, pues saben que todos tenemos algo de malos y de buenos, por eso les interesan las mutaciones horripilantes, explica la especialista.

Un caso donde se refleja muy bien esta teoría es el de Tim Burton; el autor es conocido por sentir una gran fascinación por los monstruos desde que era niño (abajo te compartimos su corto Vincent, donde podrás apreciar este gusto por los monstruos del director).

Otro caso es el de Guillermo del Toro, quien siempre ha puesto de manifiesto en sus películas su afición por los monstruos; algo que quiso plasmar también en la exposición «En casa con mis monstruos», que recorrió Los Ángeles, Minneapolis y Toronto, hasta llegar a la ciudad natal del cineastaen el Museo de la Universidad de Guadalajara, en México.

Elza Días declara que los niños distinguen perfectamente la realidad de la fantasía,
por lo que como padres podemos sentirnos
seguros ante este gusto de los niños por lo terrorífico.

Por Berenice Villatoro

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Por qué el miedo puede ser benéfico en el desarrollo de los pequeños