Categories
Así Crece

Ésta es la razón por la que tu peque no debe jugar con los caracoles

Para ellos son criaturas fascinantes e indefensas, pero ¡eso no es del todo cierto!

Para ellos son criaturas fascinantes e indefensas, pero ¡eso no es del todo cierto!

Estos animales lentos son de los favoritos de muchos niños para jugar en el parque pero hace poco se emitió una alerta de salud en Hawai para que las personas y niños no toquen a los caracoles o babosas.

 

La razón es que han aumentado los casos de personas infectadas con angiostrongiliasis, que según la página de salud MSD: ?son parásitos de las ratas, gusano del pulmón de la rata. Las larvas excretadas son ingeridas por huéspedes intermediarios como caracoles y babosas y por huéspedes paraténicos o de transporte, es decir, huéspedes que no son necesarios para el desarrollo del parásito pero que pueden transmitir la infección al ser humano?.

 

Así que en cuanto el ser humano ha tenido contacto con el caracol, lo primero que ataca son los pulmones, después afecta a la sangre y por último al cerebro, lo que puede provocar meningitis y causar la muerte.