Categories
Ser Bebé

Ejercicios para estimular su visión

El bebé recién nacido no ve más allá del espacio que manejaba en el útero, por ello es importante estimular su visión.

El bebé recién nacido no ve más allá del espacio que manejaba en el útero, por ello es importante estimular su visión.

A lo largo de su primer año desarrolla su visión de forma asombrosa. Su vista es una pieza clave para su desarrollo físico y cognitivo. El bebé no ve desde un principio, sino que aprende a ver.

 

1. ¿Dónde está el pato?

 

Los juegos que les animan a centrar la atención durante un tiempo son muy benéficos y permiten prevenir tempranamente el fracaso escolar.
Coloca al bebé sentado frente a ti y tapa un muñeco, un pato, por ejemplo, con un trapo, dejando a la vista una parte. Pregúntale: «Atención, atención? ¿dónde está el pato?».

 

El bebé, divertido, lo destapará. Vuelve a tapar parcialmente el muñeco y plantéale el reto de nuevo, alargando tu diálogo: «Atención, atención, estamos buscando un pato de color amarillo y pico naranja? ¿Alguien sabe dónde está?». Los bebés no pueden centrar su atención demasiado tiempo, pero mediante la repetición de los ejercicios van ampliando su capacidad.

 

2. Espejito, espejito

 

Durante el primer año, al bebé le encantan las caras y los gestos que éstas hacen, especialmente la suya cuando la ve en un espejo. Esta acción involucra una actividad intelectual, pues se reconoce a sí mismo.
Pon a tu bebé frente a un espejo, y luego apártalo de manera que su cara salga del reflejo, para luego reaparecer. Acompaña la acción con frases como «Ahí está María…y ahora ya no. ¡Y ahí está de nuevo!».

 

Cuando el pequeño ya reconozca su rostro, señala sus ojos en el reflejo y después en su carita, diciendo «Los ojos son para ver». Puedes hacerlo con cada parte de su rostro: «la boca es para comer y sonreír».

 

A través del juego, el niño aprende a fijar su mirada y su atención. Juntas son la clave para una buena capacidad lectora.