Categories
Así Crece

Los mitos más comunes sobre alimentación infantil ¡que nos creímos todas!

Y por años fue así?

Y por años fue así?

Nadie nos enseña a ser mamás y entre todos los miedos  que nos genera tener que enfrentarnos a nuevos retos de aprendizaje, caemos en creer falsas creencias y las más comunes son en torno a la alimentación de los hijos y hasta de nosotras, como el caso de que en el embarazo debemos comer por dos, lo que llevó a altos índices de obesidad en madres a punto de parir.

 

Entre los mitos más comunes acerca de la nutrición infantil tenemos una lista que a continuación te presentamos:

 

Un bebé gordito es más sano

Una meta para muchas madres era tener a un bebé con cachetes redondos, rosados y brazos y piernas de estilo Michelin y muchas pensaban que cuando creciera eso desaparecía, pero no, es el inicio de la obesidad infantil en muchos casos.

 

Obligalo a que se coma todo

Quién no recuerda el ?no te paras hasta que te lo termines? y éramos obligados a comernos hasta el último bocado, eso no sólo generaba de nuevo niños gorditos, en algunos casos, en otros, la hora de la comida era un momento negativo lleno de tensión, enojos, regaños y gritos.

 

Premiarlos con comida

Dicen que las mamás mexicanas caemos mucho en mostrar nuestro orgullo y amor a través de la comida y lo que todas hacemos es darles un premio comestible y muy dulce cada que logran algo o el premio por terminamos las verduras era ¡el postre! Y eso tiene connotaciones negativas porque interfiere con la habilidad innata de los niños de regular la comida y les enseña que los dulces son algo bueno y los alimentos como verduras o carnes son malos y por lo tanto si los comes te van a premiar.

 

Darles tés desde pequeños

Para las abuelas las hierbas curan y eso aplicaba también en pequeños, muchos bebés tomamos té de manzanilla o anís de estrellas antes de la ablactación y eso es realmente peligroso. Lo mismo ocurre con la leche de vaca, que se daba sin contemplar la edad, tanto para el hermano mayor como para el menos que aún no cumple ni 12 meses.

 

Agregar azúcar a la leche o agua

Muchas jugos ya vienen con azúcares incluidas y en desde pequeños muchas mamás agregaba leche o miel a la leche, lo que ocasiona caries desde edades muy tempranas.

 

Iniciar la ablactación con la comida familiar

La ablactación se debe dar por pasos, un alimento a la vez, pero antes se creía que entre más rápido se uniera al bebé a la dieta familiar era mejor.

 

Conoce las mejores recetas de cocina en Cocina Fácil