Categorías
Embarazo

¿Ya tienes a tu doula? Es vital para vivir un parto menos doloroso

Será tu inseperable guía, amiga y motivadora en el embarazo; vital para que aprendas cómo tener un parto menos doloroso, también durante la lactancia;   experiencias únicas que pueden vivirse de mejor manera con apoyo emocional, físico y educativo de una persona capacitada: tu doula.

Doula significa “mujer que está al servicio”. Su propósito es ayudar a las parejas a tener una experiencia de la parentalidad segura, memorable y empoderada.

¿Para que tener una doula?

1. Resuelve las dudas y capacita a los futuros papás.

No proporciona ningún tipo de atención médica. Sin embargo, está bien preparada en muchos aspectos médicos. Ayuda a obtener una mejor comprensión de los procedimientos y las posibles complicaciones en el embarazo, en el nacimiento o durante la lactancia.

2. Facilita a la madre experimentar un parto positivo y seguro.

Le proporciona comodidad con técnicas para el alivio del dolor: de respiración, relajación, masajes y posiciones en trabajo de parto; la alienta y ayuda a cumplir deseos específicos que podría tener para el nacimiento de su bebé.

3. Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad durante el parto.

Gracias a los masajes se estimula la producción de oxitocina natural. La glándula pituitaria secreta oxitocina natural al corriente sanguíneo (que causa contracciones uterinas) y el cerebro (que resulta en sentimientos de bienestar y somnolencia, junto con un umbral de dolor más alto).

4. Enseña al papá a sostener emocionalmente a su pareja antes, durante y después del parto.

Lo alienta a utilizar técnicas de confort e interviene cuando él requiere un descanso o disfrutar la experiencia sin la presión de tener que recordar todo lo que aprendió en la clase de parto.

5. Para una madre en cesárea, es un apoyo constante y estímulo.

La doula estará atenta a ella en todo momento, haciéndole saber lo que está pasando durante el procedimiento.

6. Acompaña a la mujer durante la lactancia.

Preparándola y orientándola ante cualquier duda o complicación.