Padres e hijos

9 técnicas de relajación para niños y sus beneficios

Bríndale herramientas a tus pequeños para que puedan lidiar con sus retos diarios. 

Creado:

Actualizado:

¿Sientes a tu hijo con frecuencia tenso, ansioso, cansado, o con insomnio? Estas complicaciones no son tema solo de adultos, un gran número de niños las experimentan debido a las exigencias escolares, sociales (de sus amigos), falta o trastornos del sueño o por su propia personalidad. Afortunadamente, mediante técnicas de relajación para los niños puedes ayudar al tuyo.

Si quieres conseguir efectos positivos a largo plazo con estas técnicas, los momentos de relajación deben ser continuos, para que tu hijo vaya tomándolos como algo cotidiano y lo ayuden al desarrollo de su inteligencia emocional y que, al mismo tiempo, adquiera hábitos saludables que podrá poner en práctica en toda su vida.

De acuerdo con el artículo "10 ejercicios de relajación para niños y niñas", publicado en el sitio de la ONG Educo, actualmente niños y niñas están expuestos a un exceso de información y estímulos externos, más allá de los problemas que en otras generaciones ya enfrentaban como sus obligaciones y deberes escolares o la falta de sueño. Estímulos como el celular, computadora o tablet pueden alterar a los pequeños y ocasionar trastornos por el uso excesivo de la tecnología. 

Efectos positivos de las técnicas de relajación para niños:

  • Mejora de la calidad del sueño. 
  • Reducción de tensión muscular.
  • Control de emociones. Puede evitar enfados y rabietas.
  • Disminuyen la tensión muscular y mental y les ayuda a canalizar su energía.

Como padre o madre, si eres capaz de detectar la ansiedad infantil puedes proponer de una manera lúdica alguno de estos ejercicios. 

Poco a poco, esto se convertirá en un hábito y, mediante las técnicas de relajación puedes lograr que tu hijo sea capaz de reconocer por sí mismo la tensión o ansiedad, o actitudes negativas, como cuando se enoja o se pone agresivo, y sepa cómo responder y actuar cuando esto pase.

La ONG describe algunas prácticas, no solo físicas, que pueden ayudar con este cometido.

1. Respiración

Respirar de forma consciente es algo que probablemente pocos adultos y niños hacen. Para incentivar a tu niño, siéntalo en un lugar tranquilo y pídele que ponga atención en cómo entra y sale el aire por sus fosas nasales. También puedes pedirle que coloque una mano en su barriga y que sienta cómo se infla y desinfla cual globo. Le resultará divertido y quitará la atención de lo que lo llevó a estar alterado/a. 

2. Masaje

Esta técnica adecuada para bebés de 0 a 3 años, ya que les ayudará a relajarse y dormir mejor. Masajea suavemente con un poco de aceite para bebé los pies, las piernas, los brazos, el estómago, las manos, el pecho y la espalda. Existen productos para bebés que contienen lavanda, lo que ayuda al descanso.

3. Mindfullness

Esta técnica se puede practicar con niños y niñas más grandes, a partir de los 7 años. Utiliza una música relajante y algún audio o vídeo de meditación guiada para su edad. Existen muchos ejercicios de meditación para niños, es cuestión de que encuentres el que le guste a tu pequeño. 

.

.Pexels

4. Yoga

Esta práctica, que involucra mucho el físico, es divertida para los niños, ya que puedes jugar con los nombres de las posturas que muchas veces son los de animales, y el hecho de que estén moviendo su cuerpo pone el foco de atención en el aquí y ahora. Lo que ayuda a moderar un estado de ansiedad o tensión. 

5. Colorear mandalas

Dibujar y colorear mandalas es una gran opción. A través de esta actividad aprenderán a concentrarse, a controlar su cuerpo, a tener paciencia y, a la vez, reducirán el estrés. Puedes dejar que dibujen sus propios mandalas o imprimir algunos dibujos para que los coloreen.

.

.Sarah Dietz - Pexels

6. Cantar

Si tu pequeño/a es muy bebé, puedes elegir una canción sencilla y corta. Controla el tono para que sea suave y balancéate con él/ella de lado a lado para que se relaje. Cuando sean más mayores puedes hacer que canten contigo para que se tranquilicen.

7. Bailar

¡Los niños que bailan son más felices! Algo tan sencillo como bailar permite expresar sentimientos y emociones por lo que puede ser una buena vía de escape para la energía que tienen los niños y niñas. Elige canciones que les gusten y baila con ellos. 

.

.Josh Willink - Pexels

8. Tensar y destensar músculos

Este ejercicio se adapta según la edad. Cuando son más pequeños puedes decirles que abracen fuerte a un peluche y que luego lo suelten gradualmente, acompañando el abrazo con la respiración. Si tu niño/a es más grande, le puedes decir que simule ser un muñeco de nieve congelado o jugar al "congelados", juego en el que no puede moverse durante un ratito y, pasado ese tiempo, puede moverse o bailar. 

9. El "bote de la calma"

Este recurso es ideal si tu niño/a suele tener muchas rabietas.  Solo necesitas un bote grande de cristal, agua, colorante y purpurina de colores. Es importante cerrarlo bien para que no salga el agua. Cuando el niño/a se enfade o tenga una rabieta, dale el frasco y deja que lo agite. Cuando la purpurina comienza a caer lentamente hacia el fondo, el niño o niña se relajará mirando el movimiento del brillo. 


tracking

No te pierdas...

Un descuido causó la muerte de su bebé

Un descuido causó la muerte de su bebé

Es muy común dejar a los bebés dormidos en las sillas de seguridad, sin embargo, esto puede provocarles asfixia postural. Conoce esta historia.

Recomendamos en...

Recomendamos en...

La imagen de una multitud saludando a Hitler

¿Fueron los alemanes cómplices del nazismo?

La Alemania nazi, con su política de beneficios económicos y sociales dirigidos exclusivamente a la población aria, creó un entorno de indiferencia y conformismo que, según algunos historiadores, facilitó la perpetración del genocidio.

Recomendamos en...

Recomendamos en...

¿Pueden los jardines verticales contribuir a una arquitectura neutra en carbono?

Muros que se comen el C02

Explora las innovadoras tecnologías de construcción que absorben dióxido de carbono del aire, reduciendo la huella de carbono de los edificios.

Recomendamos en...