Categories
Ser Familia

¡Te presentamos los momentos más importantes entre un papá y su bebé!

Para muchos papás es muy importante la convivencia con sus bebés desde que son pequeños, pero a veces no saben cómo hacerlo de la manera correcta, es por eso que te presentamos seis tips para poner en práctica con los pequeños.

Las mamás están biológicamente programadas para cubrir las necesidades básicas de sus hijos, empezando por la alimentación, pero los papás también pueden vincularse a sus hijos de muchas formas.

La diversión

Papá es el mejor amigo para jugar. Disfruta de las carcajadas de tu hijo haciéndole caras chistosas, travesuras y cosquillas. Nunca olvidarás su sonrisa cuando le juegas tus mejores bromas, y empezarás a construir una conexión que puede durar toda la vida.

El baño

Es una de las tareas más importantes para los padres. Platícale a tu bebé cómo te fue en el día mientras disfrutan mutuamente de sus gestos y compañía. Si lo haces por la tarde, pon música suave y vuélvelo el preámbulo perfecto para iniciar el ritual de dormir. O si prefieres bañar a tu bebé en la regadera, usa una playera para que no se te resbale y cuida que el agua no le dé directo en la cara.

El cuento

No hay nada más placentero que estimular la imaginación de los niños con historias inventadas por ti. Viajen juntos a la luna, al fondo del mar, al mundo de los dulces, lo más importante es enseñarle que todo en la vida es posible.

Apapachos

Si llegas del trabajo y tu bebé está llorando, cárgalo. Hay veces que el cuidador primario está tan cansado o tenso que todo lo que necesita tu bebé es otro ritmo y otra energía para calmarse. Además, le gustará sentir tu aroma y escuchar tu voz.

Hora de comer

Ya sea que le des una mamila o que pruebe nuevas papillas contigo, es importante que también vea tu cara (y no siempre la de su madre) durante este momento tan especial para él. Relájate y dedícale 20 a 30 minutos de tu tiempo para disfrutar cómo tu niño se nutre y crece día a día.

Actividad física

Pon a tu bebé boca abajo y anímalo a fortalecer su espalda y cuello mientras levanta su cabeza. También puedes acostarlo boca arriba y colocar objetos a la altura de sus pies para que los patee.

Recuerda que para los niños es muy importante crear un bonito vínculo con su padre desde que son pequeños, ya que después es complicado lograrlo.