Categories
Así Crece

Comer fuera

Con un poco de previsión y práctica las salidas en familia serán todo un éxito

Con un poco de previsión y práctica las salidas en familia serán todo un éxito

No come, no nos deja comer, no se puede estar quieto ni un minuto, molesta a los demás comensales? después de una (o varias) malas experiencia, son muchos los padres que se resignan a quedarse <<castigados>> sin comer fuera los primeros años de la vida de sus hijos. ¡Tranquila! A continuación te damos algunas recomendaciones para que tus salidas no se conviertan en una tortura.

Te interesa leer: Recetas de pollo fáciles y prácticas

1. Reservar antes: no solamente para saber si tienen sillitas para comer, cambiadores o menú infantil, también para evitar esperas.

 

2. Llevar algún juguete: para los tiempos de espera o la sobremesa; si es posible, que sea pequeño, no ruidoso e irrompible: un muñeco de trapo, unos cubos encajables.

 

3. Respetar sus horarios: si el niño está hambriento o cansado seguramente se portará peor. Adelantando la hora de la comida no solo evitamos berrinches, también los agobios de la aglomeración, el ruido? Después de comer, si es capaz de dormir en su carriola, lo ideal es una siesta, pero si se pone irritable y no consigue dormirse, no quedará más remedio que acortar la sobremesa.

 

¿Qué comerá?

 

A esta edad comen poquito, pero de todo. Salir de casa les da la oportunidad de probar nuevos alimentos y formas de prepararlos, descubrir sabore.

 

Por eso, si nos limitamos a la pasta con tomate del menú infantil les estamos privando de una experiencia muy enriquecedora. En un ambiente diferente, es más fácil que se animen a probar algo que no han visto antes. Pero si no es suficiente, aquí te envistamos algunos alimentos que puedes preparar en casa y llevarlos contigo a la hora de salir.

 

Ejemplos:

 

Contando con enseres adecuados (termo, cubiertos de plástico?) es posible llevarnos casi todo, aunque hay que tener cuidado con algunos alimentos, como los huevos: si no están cocinados a altas temperaturas, puede aparecer la salmonela. Y si hace calor, mejor prescindir de preparaciones como la mayonesa. Sin embargo, una tortita de papa bien cuajada no entraña ningún problema conservada en un recipiente adecuado.

 

Ensaladas: Las de bolsa resultan muy cómodas y están riquísimas si tenemos la precaución de prepararlas y aliñarlas en el momento de comer (así evitamos que la lechuga se ponga de otro color). Podemos añadir trocitos de jamón, de pollo, de pescado? Si queremos llevarla ya preparada, siempre se puede hacer una ensalada de tomate con pepino y taquitos de queso o hacer un plato más completo añadiéndole pasta o arroz, por ejemplo.

 

Los sándwiches de pan de caja también son una buena opción, sobre todo si combinamos los ingredientes de origen animal (queso, pavo, pollo desmenuzado?), con verduras (rodajas de tomate, trocitos de lechuga o zanahoria, pepino?)

 

Tentempiés: Es mejor llevar una fruta fácil de pelar y trocear en el momento para evitar que pierda sus propiedades nutritivas o unas galletitas tipo <<María>> que recurrir a bollos o snacks salados. Ahora existen postres lácteos que se mantienen fuera del refrigerador hasta cuatro horas.

Conoce las mejores recetas de comida en Cocina Fácil